Humus de lombriz, el mejor fertilizante orgánico y eco sustentable.

El humus de lombriz es un fertilizante orgánico 100% natural, que se obtiene de la transformación de residuos orgánicos de manera anaeróbica, en el estómago de la Lombriz Roja de California (Eisenia foetida), producto con propiedades específicas que lo convierten en un fertilizante extraordinario. La primera y más importante, es su riqueza en flora microbiana (1gr. de Humus contiene aproximadamente 2 billones de microorganismos vivos), que, al ponerse en contacto con el suelo, aumenta la capacidad biológica de éste y como consecuencia su capacidad de producción vegetal, el suelo se transforma en un elemento vivo.

Sirve para restablecer el equilibrio biológico del suelo, roto generalmente por contaminantes químicos, por monocultivos y por cultivos extensivos.

En su composición están presentes todos los nutrientes: Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio, Manganeso, Hierro y Sodio en cantidad suficiente para garantizar el perfecto desarrollo de las plantas, además de un alto contenido en materia orgánica, sobre un 65%. Favorece la circulación del agua, el aire y las raíces. Las tierras ricas en Humus son más esponjosas, más aireadas y menos sensibles a la sequía, el Humus ahorra hasta un 30% de agua en época estival (primavera - verano).

Facilita la absorción de los elementos fertilizantes de manera inmediata, siendo su acción prolongada a lo largo de todo el proceso vegetativo.

Tiene capacidad de tamponamiento, por lo que en su presencia los terrenos ligeramente ácidos o básicos, tienden a neutralizarse.

Su pH neutro y su equilibrada relación Carbono/Nitrógeno, permite aplicarlo en contacto directo con la raíz o las semillas, de forma que evita el shock del trasplante y facilita la germinación.

Contiene sustancias fitorreguladoras que aumentan la capacidad inmunológica de las plantas, por lo que ayuda a controlar la aparición de plagas.

El conjunto de todas las propiedades descritas, hacen que con su aplicación mejore la estructura y equilibrio del terreno y aumente su capacidad de producción vegetal.

El humus de lombriz es considerado uno de los mejores fertilizantes orgánico, al ser el resultado de la digestión de múltiples microorganismos y como punto final el paso por el tubo digestivo de la lombriz, el cual le aporta propiedades antibióticas, potenciadores radiculares y otras que se enumeran a continuación:

Propiedades específicas:

•            Es un material de color oscuro, con un agradable olor a suelo de  bosque.
•            Es limpio, suave al tacto y su gran bio estabilidad evita su fermentación o putrefacción.
•            Contiene una elevada carga enzimática y bacteriana que aumenta la solubilización de los nutrientes haciendo que puedan ser inmediatamente asimilables por las raíces. Por otra parte, impide que éstos sean lavados por el agua de riego, manteniéndolos por más tiempo en el suelo.
•            Influye de forma efectiva en una mejor germinación de las semillas y en el desarrollo de los planteles.
•            Aumenta notablemente el porte de plantas, árboles y arbustos en comparación con otros ejemplares de la misma edad.
•            Durante el trasplante previene enfermedades y evita el shock por heridas o cambios bruscos de temperatura y humedad.
•            Se puede usar sin inconvenientes en estado puro y se encuentra libre de nemátodos.
•            Favorece la formación de micorrizas.
•            Su acción antibiótica aumenta la resistencia de las plantas a las plagas y agentes patógenos.
•            Su pH neutro lo hace sumamente adecuado para ser usado con plantas delicadas.
•            Aporta y contribuye al mantenimiento y al desarrollo de la micro flora y micro fauna del suelo.
•            Favorece la absorción radicular.
•            Regula el incremento y la actividad de los microorganismos nitrificadores del suelo.
•            Facilita la absorción de los elementos nutritivos por parte de la planta. La acción microbiana del humus de lombriz hace asimilable para las plantas minerales como el fósforo, calcio, potasio, magnesio y oligoelementos.
•            Transmite directamente del terreno a la planta hormonas, vitaminas, proteínas y otras fracciones humificadoras.
•            Aporta nitrógeno, fósforo, potasio, azufre, boro, y los libera gradualmente, e interviene en la fertilidad física del suelo porque aumenta la superficie activa.
•            Absorbe los compuestos de reducción que se han formado en el terreno por compresión natural o artificial.
•            Mejora las características estructurales del terreno, desligando los arcillosos y agregando los arenosos.
•            Neutraliza eventuales presencias contaminadoras, (herbicidas, ésteres fosfóricos).
•            Evita y combate la clorosis férrica.
•            Facilita y aumenta la eficacia del trabajo mecánico del terreno.
•            Por los altos contenidos de ácidos húmicos y fúlvicos, mejora las características químicas del suelo.
•            Mejora la calidad y las propiedades biológicas de los productos del campo.
•            Aumenta la resistencia a las heladas.
•            Aumenta la retención hídrica de los suelos (4-27%) disminuyendo el consumo de agua en los cultivos. Por este motivo, además de sus propiedades como fertilizante, se está empleando en canchas de golf para disminuir el alto consumo de agua que tienen estas instalaciones.

 

                Por los altos contenidos de ácidos húmicos y fúlvicos, mejora las características químicas del suelo.
•            Mejora la calidad y las propiedades biológicas de los productos del campo.
•            Aumenta la resistencia a las heladas.
•            Aumenta la retención hídrica de los suelos (4-27%) disminuyendo el consumo de agua en los cultivos. Por este motivo, además de sus propiedades como fertilizante, se está empleando en canchas de golf para disminuir el alto consumo de agua que tienen estas instalaciones.

 

Propiedades físico-químicas y biológicas

El vermicompost es un abono rico en hormonas, sustancias producidas por el metabolismo secundario de las bacterias, que estimulan los procesos biológicos de la planta. Estos agentes reguladores del crecimiento son:
•            La Auxina, que provoca el alargamiento de las células de los brotes, incrementa la floración y la cantidad, dimensión y calibre de los frutos.
•            La Gibberelina, favorece el desarrollo de las flores, aumenta el poder germinativo de las semillas y la dimensión de algunos frutos.
•            La Citoquinina, retarda el envejecimiento de los tejidos vegetales, facilita la formación de los tubérculos y la acumulación de almidones en ellos.

El vermicompost cumple un rol trascendente al corregir y mejorar las condiciones físicas, químicas y biológicas de los suelos, de la siguiente manera:

Propiedades químicas:
•            Incrementa la disponibilidad de nitrógeno, fósforo, potasio, hierro y azufre.
•            Incrementa la eficiencia de la fertilización, particularmente nitrógeno.
•            Estabiliza la reacción del suelo, debido a su alto poder de tampón.
•            Inactiva los residuos de plaguicidas debido a su capacidad de absorción.
•            Inhibe el crecimiento de hongos y bacterias que afectan a las plantas.

Propiedades físicas:
•            Mejora la estructura, dando soltura a los suelos pesados y compactos y ligando los sueltos y arenosos.
•            Mejora la porosidad y, por consiguiente, la permeabilidad y ventilación.
•            Reduce la erosión del terreno.
•            Incrementa la capacidad de retención de humedad.
•            Confiere un color oscuro en el suelo ayudando a la retención de energía calorífica.

Propiedades biológicas:

•            El vermicompost es fuente de energía, la cual incentiva a la actividad microbiana, en condiciones óptimas de aireación, permeabilidad, pH y otros, se incrementa y diversifica.

  •   El humus de lombriz resulta rico en elementos nutritivos, rindiendo en fertilidad de 5 a 6      

   veces más que con el estiércol común.

Pruebas comparativas de fertilidad con terrenos tratados con abono químico y Humus, arrojan después de seis años de experimentación, que el primer año el incremento con Humus fue de 250%, el segundo 100%, el tercero 70%. En experiencias realizadas con hortalizas se logró disminuir los tiempos de cosecha y con césped, se logró una gran recuperación de su superficie.

APLICACIÓN DEL HUMUS DE LOMBRIZ
El compost de lombriz, como todo abono orgánico, se aplica mejor en otoño - primavera. Se extiende sobre la superficie del terreno, regando abundantemente para que la flora bacteriana se incorpore rápidamente al suelo. Nunca se debe enterrar porque sus bacterias requieren oxigeno; si se aplica en el momento de la plantación favorece el desarrollo radicular y al hacer más esponjosa la tierra, disminuye la frecuencia de riego.
El humus de lombriz puede almacenarse por mucho tiempo sin que se alteren sus propiedades, pero debe mantener humedad entre 25 y 30%. La cantidad que debe aplicarse varía según el tipo de planta y su tamaño:

CULTIVO                             INICIO (otoño)               MANTENIMIENTO(primavera)

  • Hortalizas                       120 gr/planta                     50 gr/planta
  • Semilleros                       5 al 100%             
  • Floricultura                     400 gr/m2                           200 gr/m2
  • Frutales                         3 Kg/árbol                           1 Kg/árbol y año
  • Árboles                          2-3 Kg                                  1 Kg
  • Rosales y leñosas           500 gr/u.                             2 Kg/ m2
  • Césped 1 Kg/m2                250- 500 gr/m2                  250 gr/m2          

 

Déjanos tus datos y un ejecutivo se comunicará contigo